lunes, 13 de junio de 2011

Extremos.

Recuerdo aun el olor y el sabor de tu sexo y tu boca,

la oquedad que bailaba entre las pausas de las agujas del reloj,

meciéndose al compás de tus embestidas.

Fue tu entrada en mis tinieblas,

fue tu daga sesgando de soslayo

la poca pureza de una noche,

tan llena de alcohol como vacía de sentido.

Pero es sobre todo el recuerdo de tu entrada,

del sesgo de tu daga,

lo que quiebra mi sosiego,

lo que me enciende las entrañas.

El recuerdo de aquella noche en la que fuimos todo.

pero sobre todo, el recuerdo de que

en aquella noche no fuimos nada.

2 comentarios:

  1. Interesante... por lo demás sólo quería decir que hace mucho tiempo que estaba buscando un blog como el tuyo, y al fin lo encuentro.

    ResponderEliminar
  2. Jelousss!!
    Andaba echándole un vistazo a los blogs literarios que me llamaban la atención por el título y de casualidad topé con el tuyo.
    Me parece muy interensante y no debes estancarte, hay que seguir avanzando!!!
    Te puede interesar el mío si te gusta leer una literatura personal y positiva que te puede ayudar en los diferentes acontecimientos de tu vida (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), también puedes debatir sobre diferentes temas y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes; creo que todos los que nos hacemos un blog es para transmitir nuestras emociones y recibir opiniones que nos sean productivas.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Bueno, únete si lo deseas y si no pues otra vez será. Gracias ^^

    ResponderEliminar